"Nada te turbe nada te espante, todo se pasa Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta".
Santa Teresa de Jesús.

miércoles, 19 de enero de 2011

9 de junio de 2010 /// De Paradela a Palas de Rei



A las siete y media de la mañana salgo del albergue, hay que recuperar tiempo.
A los pocos metros encuentro el taller de Guillermo; el señor con el que hablé anoche tras la cena en la cafetería del albergue, cuyas conchas pintadas hacían de llavero en las habitaciones.
Continúo el Camino.






 A las nueve y cuarto de la mañana llego a Portomarín.
 





La Iglesia de San Pedro está cerrada, así que entro en el Ayuntamiento a que me sellen la credencial.
Continúo el Camino.


"El camino es la meta".- Confucio.
 



Y al salir de Portomarín empezó a llover, sin parar hasta Palas de Rei.
Toda la mañana lloviendo, lloviendo mucho.



Y de la lluvia al diluvio, se hacía duro caminar, muy duro.
Queda claro que diluviaba, ¿verdad?.






El Camino en vídeo.

  video




Paré en Lingonde, a sellar la credencial en el albergue y comí algo que llevaba pero seguí porque no paraba de llover, cada vez notaba más el cansancio, muy duro.
 


Y seguí lloviendo...
 
video

Con la lluvia se hacía muy duro caminar.
Al final ya casi no tenía fuerzas, y además totalmente mojado.
Sin parar, un paso tras otro.
Pero con fe, voluntad y constancia (como la vida misma, así es el Camino) pude llegar a Palas de Rei.







Me alojo en "La Cabaña".
Dejé la ropa tendida en el baño y me metí en la cama a descansar, a intentarlo al menos.
Pero era tal el cansancio y el dolor en las piernas que pedí un taxi y me fuí al pueblo a un centro de fisioterapia.
Me atendió Emma y me dijo que debía venir cargado de antes del Camino, y me recomendó que mañana en Arzúa volviera a un fisio.




Tras la fisio, la cena y a dormir porque hoy fué un día duro.

Cada día se piensa en algo, a cada paso, con cada paisaje que ves.
Triacastela y O Cebreiro dejaron huella, y el resto va conformando el bagaje que voy adquiriendo cada día en el Camino.

Ahí fuera sigue lloviendo. Voy a ver las fotos del día y a dormir, necesito descansar.
Mañana más y mejor, ¡¡adelante!!, ¡¡nada te turbe!!.

"Si fracasamos estaríamos desilusionados, pero estaríamos perdidos si no lo intentamos".
  
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario