"Nada te turbe nada te espante, todo se pasa Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta".
Santa Teresa de Jesús.

jueves, 20 de enero de 2011

Fin de mi Camino a Santiago. Empieza otro camino.


Mi primer Camino  a Santiago.
Ha sido una gran experiencia, duro en lo físico e intenso en lo personal.
Para repetir.


Como final de este blog transcribo un texto que encontré sujeto a un árbol durante mi caminar por la provincia de La Coruña:


"Pon ilusión y pasión, se auténtico,
cuida de los tuyos, rodéate de gente que te quiere, elimina lo accesorio, preocúpate por lo importante, vive la experiencia de crear algo nuevo, aprovéchate del poder de los pequeños detalles. Para el balón y haz tu Camino".




Nos vemos en el Camino. 



12 de junio de 2010 /// De Lavacolla a Santiago de Compostela


Último día del Camino.
Es la etapa más fea de paisaje porque ya estás cerca de la ciudad pero apenas te fijas porque vas recordando cada paso, cada día vivido.



"Sé fiel a tí"







"Tú eres el Camino"




"Puedes cambiar tu vida en cualquier momento.
Ten valor para hacerlo y vive".





"En medio de las dificultades siempre hay una isla de posibilidades".



"Los que dicen que es imposible,
no deberían molestar a los que lo hacen posible".


Y por fina en la Plaza del Obradoiro.
¡¡Lo conseguí!!.
Estoy satisfecho y feliz.
Ha sido una gran experiencia.


Y nada mejor que la Familia para recibirme.



"No hay bien ni mal. Sólo está en tus pensamientos".- W. Shakespeare.




Es hora de sellar la credencial por última vez y conseguir la Compostela.



Y por la tarde a Misa del Peregrino.



Santiago Apóstol.


Santiago Matamoros, aunque lo intenten ocultar con plantas.




Durante el Año Santo en todas las misas del peregrino se mueve el botafumeiro.

video


"Ayer es historia, mañana es todavía un secreto, el presente es un regalo".
 

11 de junio de 2010 /// De Arzúa a Lavacolla


Son las ocho y media de la mañana y ahí fuera sigue lloviendo.
Dejo la ropa húmeda en la secadora y me acerco a desayunar a un bar al lado de la pensión, "Os Casqueiros", es un restaurante parrilla pero me ofrecen unas tostadas muy ricas.


Visito la Iglesia de Santiago, sello la credencial y continúo.
 







Sigue lloviendo y sigo caminando.
 


Un ejemplo de superación, el Camino en silla de ruedas.



"Lo curioso en la vida es: que si insistes en tener sólo lo mejor,
eso es lo que conseguirás".
 


Continúo camino y sigue lloviendo.
Está siendo duro el final, muchos kilómetros y un tiempo malísimo.

Paro a comer en Pedrouzo, son las tres de la tarde.

En algún tramo de esta mañana, 19 kilómetros dan para mucho, he recordado imágenes y momentos de este Camino, que está siendo muy especial, duro pero maravilloso.

Al terminar de comer e intentar levantarme, noté casi la misma sensación que en Sarria de que me quedaba clavado porque las piernas no me respondían.
Ahora no, me dije, ahora no.
Con fe, voluntad y constancia (de nuevo la vida misma), salí a la calle y muy despacio empecé a caminar.
 
video







Y así como pude llegué a las siete al hostal de Lavacolla, donde paso mi última noche del Camino.
Había reservado una sesión de fisio que vienen al hostal, muy recomendable.



Sin estos masajes de los últimos días no hubiera podido continuar el ritmo de estas etapas. 

Son casi las doce de la noche y me voy a dormir.
Esta vez hice algo que nunca pensé que podría hacerlo.
Ha sido una experiencia maravillosa.
La fe te hace que cada mañana salgas al camino a vivir.
El fin del Camino de Santiago es el principio de una nueva vida.
Nada te turbe. Adelante.

"Si haces lo que siempre has hecho,
obtendrás lo que siempre has tenido".- Henry Ford