"Nada te turbe nada te espante, todo se pasa Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta".
Santa Teresa de Jesús.

jueves, 20 de enero de 2011

10 de junio de 2010 /// De Palas de Rei a Arzúa


Me acosté con el sonido de la lluvia en la ventana y amanece igual.
He descansado bien. Son las diez de la mañana y salgo de "La Cabaña".



Al poco llego al pueblo de Palas de Rei.
Visito y sello en la Iglesia de San Tirso.
Continúo el Camino.
 








"Cada encuentro es una oportunidad, para seguir tu Camino".-
Christian Brandslletter.



Está siendo un tramo muy duro desde que salí de Palas.
La lluvia era floja pero los caminos estaban llenos de barro, y todo charcos de un lado a otro.





En Leboreriro visita y sello en la iglesia.
 








video

Entro en Furelos por su puente medieval, visito la Iglesia de San Juan y sello la credencial.





Al poco llego a Melide, son las dos y media así que aprovecho a comer y descansar un rato.











Y de nuevo a caminar, y de nuevo sigue lloviendo.
Y no para de caminar y no para de llover.


"Interésate por tu vida. Tú eres el único que puede hacer algo de ella".- Else Pannek.




Paso por Boente.
 











Tras la comida no para de caminar hasta Ribadiso, en cuyo albergue sello y en un bar compro aquarius y agua para llegar hasta Arzúa.
Lo que ocurre antes de las siete de la tarde bajo un diluvio tremendo.



A pesar de haber reservado, cuando llego el señor de la pensión con mala cara y un recimiento seco me dice que si llego cinco minutos no me da la habitación porque era muy tarde; pues precisamente por eso reservé porque sabía que son muchos kilómetros y no camino todo lo bien que quisiera.
Pero el peregrino no exige, agradece; pero aquí no vuelvo ni lo recomiendo.

Necesito que me recuperen las piernas y me acerco a un centro de fisioterapia, que a pesar de haber llamado a última hora su dueña Mar me recibe y me cuenta que en Arzúa están acostumbrados a atender a los peregrinos que llegan a cualquier hora y en malas condiciones.
Me acerca hasta un supermercado, compro la cena y luego en taxi a la pensión a cenar y descansar.
Aunque antes intento poner en la secadora la ropa mojada pero el cuarto habilitado con las lavadoras y secadoras está cerrado desde hace horas, cuando yo estaba en el fisio, así que tendré que secar la ropa anets de irme mañana.


Ha sido un segundo día muy complicado por la lluvia, el barro, los caminos complicados, lluvia, más lluvia, mucho tramo caminando solo pero con fuerza, fe y voluntad para seguir adelante he conseguido terminar la etapa.
Una lección de Camino.
Hasta mañana y buen descanso.

"Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos".- Antoine de Saint-Exupery.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada